Hacker Fridays o catalizadores de la innovación

Con el objetivo de mejorar nuestra capacidad de innovación acabamos de poner en marcha (el viernes pasado) una iniciativa que hemos bautizado como Hacker Fridays.

El Glider. Emblema de la cultura hacker.

Además, hemos pensado en compartir toda la información posible sobre esta iniciativa, que en realidad no deja de ser un experimento, ya que puede resultar de utilidad para otros que se estén planteando lanzar iniciativas similares y necesiten referencias y para quienes estén pensando en OSOCO como proyecto de trabajo y quieran conocer más sobre nuestra visión y las actividades en las que nos embarcamos.

En esta primera entrada describiré las motivaciones de la iniciativa y cómo hemos pensado articularla inicialmente, pero periódicamente nuestro insigne compañero Arturo Herrero publicará entradas sobre el progreso de la iniciativa, incluyendo los proyectos en los que trabajemos, los problemas encontrados, lo que funciona y lo que no tanto, etc. Permaneced atentos a las entradas publicadas con el tag hacker-fridays.

Sobre la innovación en OSOCO

Un objetivo fundacional en OSOCO es mantenernos en una relativa vanguardia tecnológica respecto al conocimiento y experiencia que puedan acumular los equipos de desarrollo de nuestros potenciales clientes e idealmente, también de nuestros potenciales competidores. Pensamos, y el tiempo así nos lo ha demostrado, que de este modo estaremos en mucho mejor disposición para ofrecer servicios profesionales atractivos para nuestros clientes.

Por ejemplo, cuando el statu quo en la mayoría de nuestros clientes consistía (en el mejor de los casos) en Java 1.4, Struts 1.x, Ant e iBatis, nosotros ofrecíamos conocimientos y experiencia en Java 5, Struts 2, Maven y Hibernate. Del mismo modo, ahora que observamos un interés creciente en algunos clientes por la computación en nube, nuestro equipo está en disposición, no sólo de ofrecer experiencia real en computación en nube, sino también en gestión de la configuración y otras prácticas DevOps.

Hasta el momento nuestra estrategia de innovación se ha basado en acciones muy sencillas, tanto que creo que nunca las hemos puesto por escrito. Quiero pensar que están implícitas en la cultura empresarial que hemos creado en OSOCO. Si tuviera que describir nuestra estrategia de innovación la sintetizaría en los siguientes principios:

  1. Cada proyecto supone un reto doble: hacia el exterior, es decir, con nuestro cliente, y hacia el interior, con nuestro propio equipo. Si bien lo principal es satisfacer (y a ser posible superar) las expectativas del cliente en sus diferentes dimensiones: coste, plazo y funcionalidad. Un proyecto sólo se considerará realmente exitoso cuando además aporta un valor interno a OSOCO en forma de  contribuciones que mejoren el conocimiento-experiencia común que atesoramos como empresa.
  2. Cada nuevo proyecto, por trivial que pudiera parecer, se tomará como una oportunidad para generar valor. Este valor puede tomar distintas formas: evaluar una nueva tecnología, incorporar una herramienta nueva a la caja de herramientas habitual, mejorar alguno de los procesos existentes o cualquier otra.
  3. Nunca se antepone la innovación al éxito externo del proyecto; es decir, desde el punto de vista del cliente. En consecuencia, las innovaciones propuestas siempre deben mejorar, o al menos no hacer peligrar, el resultado del proyecto percibido por el cliente.

Esta estrategia nos ha permitido innovar los últimos años incorporando temas como Groovy, Grails, Activiti, Spock, Concordion, Amazon Web Services, Google App Engine, Puppet, etc. a nuestro bagaje. Sin embargo, el ritmo de innovación no es demasiado alto, ya que por la aplicación del Principio 3, siempre primamos el éxito del proyecto sobre el grado de innovación alcanzado.

Hacker Fridays

¿En qué consisten los Hacker Fridays?

En dedicar parte de nuestro tiempo en OSOCO a trabajar en pequeños proyectos propuestos, aprobados y también supervisados por el propio equipo de desarrollo.

¿Cuánto tiempo dedicaremos?

Dedicaremos dos viernes al mes a esta iniciativa, lo que supone un 7,5% del tiempo de trabajo en OSOCO. Hemos pensado que puede ser más productivo que estos viernes sean consecutivos, con lo que, dedicaremos el último y primer viernes de cada mes.

¿Cuánto durará la iniciativa?

Estamos convencidos de que lejos de ser un experimento extravagante, esta iniciativa mejorará OSOCO de múltiples maneras. Sin embargo, conviene verificar que realmente estamos en lo cierto, así que hemos establecido un periodo de prueba de 6 meses de duración.

Teniendo en cuenta la granularidad ideal de los proyectos en los que estamos pensando, 6 meses será tiempo más que suficiente para comprobar cómo funciona la iniciativa y si obtenemos los efectos beneficiosos que esperamos.

¿Por qué los viernes?

En OSOCO tenemos la política de que los viernes todo el mundo trabaje desde nuestras oficinas, incluídos aquellos que temporalmente trabajan en un proyecto que se desarrolla principalmente en la oficina de algún cliente. Así pues, el viernes es el día perfecto para favorecer la formación de equipos y el trabajo colaborativo.

Uno de los objetivos de esta iniciativa es precisamente crear oportunidades de colaboración entre desarrolladores que no hayan tenido la oportunidad de hacerlo y mejorar la interrelación entre todo el equipo en general.

Por otro lado, como los viernes sólo trabajamos por la mañana, siempre cabe la posibilidad de que si te “enganchas” con lo que estás haciendo te puedas quedar por la tarde todo el tiempo que quieras. Dispondremos de un presupuesto para comida y bebida para quienes decidan alargar el hacking el viernes por la tarde.

¿Qué esperamos conseguir?

Los objetivos de la iniciativa son diversos:

Mejorar nuestra capacidad de innovación

Esperamos mejorar el ritmo al que evaluamos e incorporamos novedades a nuestro repertorio de tecnologías en OSOCO.

Mejorar nuestros proyectos cotidianos

¿Cuántas veces nos quedamos con ganas de extraer una funcionalidad como un plugin de Grails o JQuery, o hemos pensado en automatizar una tarea, pero las exigencias del proyecto no nos lo permiten en ese momento? Este es el tipo de proyectos que esperamos abordar con esta iniciativa.

Los resultados serán relativamente modestos, pero al presentarse siempre a todo el equipo, se irán incorporando a nuestra caja de herramientas común y podremos aprovecharlos en futuros proyectos para ser más productivos.

Conseguir un entorno estimulante para nuestros cerebros de obra [1]

El equipo de OSOCO está integrado por programadores apasionados por su trabajo y por lo que hacen. Este tipo de programador, a diferencia del que entiende la profesión como “un trabajo más”, necesita encontrarse en un entorno que le plantee nuevos desafíos constantemente.

Si alguien empieza a percibir su trabajo como monótono y repetitivo, los hacker fridays pueden ser la oportunidad de resolver los problemas recurrentes con los que nos enfrentamos en los proyectos desde un punto de vista original y de compartir la solución con el resto del equipo.

No se trata de que los proyectos cotidianos sean aburridos y los viernes sirvan de vía de escape, sino de encontrar mejores formas de trabajar en nuestro día a día con los resultados que vayamos obteniendo de esta iniciativa.

Contribuir a la comunidad de software libre

En OSOCO siempre hemos basado nuestros proyectos en software libre: lenguajes de programación, marcos de trabajo, bases de datos, librerías de desarrollo, editores, sistemas operativos, etc.

Con los resultados que obtengamos en esta iniciativa contribuiremos, aunque sea modestamente, a este movimiento.

Fortalecer el equipo

Esperamos que se establezcan equipos de trabajo entre desarrolladores que no trabajan juntos habitualmente. Trabajar para obtener un resultado útil en un ambiente divertido y relajado puede ayudar a reforzar los vínculos de amistad y compañerismo entre nosotros.

Aprendizaje cruzado

Trabajar con otras personas y estar expuesto a sus diferentes puntos de vista siempre es enriquecedor y se puede aprender mucho de cada uno de los buenos profesionales con que contamos en OSOCO. Además, aunque no se participe directamente en un proyecto, puesto que los resultados se expondrán al resto del equipo, todos nos beneficiaremos de las lecciones aprendidas.

¿Cuál es la visión de la iniciativa? ¿Qué es y qué no es?

Para que la iniciativa sirva para alcanzar los objetivos que nos hemos propuesto y que acabamos de describir, creemos que es importante centrarse en pequeños desarrollos, especialmente al principio, que nos permitan obtener resultados tangibles sin esperar semanas para ello. De esta manera ganaremos en confianza y podremos ir pensando en objetivos un poco más ambiciosos con el tiempo.

Idealmente, los primeros proyectos deberían poder finalizarse en 1 o 2 viernes como mucho. El tipo de desarrollos en los que estamos pensando son aquellos que podamos empezar a utilizar en nuestros proyectos del día a día casi de manera inmediata: plugins de Grails, plugins de JQuery, automatización de tareas (configuración, despliegues, etc.), contribuciones a proyectos de software libre que utilizamos (Groovy, Grails, Spock, CodeNarc, etc.) en forma de bugs resueltos, mejoras en la documentación, etc.

La visión de la iniciativa es obtener contribuciones útiles tanto para OSOCO como para la comunidad de software libre de manera frecuente.

Por tanto, no se trata de hacer un laboratorio de startup, ni de proponer ideas de negocio, ni de aprovechar la oportunidad para desarrollar los proyectos personales. Se trata simplemente de abordar pequeños desarrollos con una finalidad muy concreta: facilitarnos el día a día en OSOCO y contribuirlos a la comunidad.

Tampoco está pensado para que se use de excusa para aprender tal o cual nuevo lenguaje super cool con el que me apetece jugar. Para esto están los fines de semana.

Resumiendo, no se trata de una iniciativa como la del 20% de Google, sino más bien como la de los Hackergarten.

¿Cómo lo organizamos? ¿Qué reglas seguiremos?

Nuestra intención es definir el menor número posible de reglas y ver qué tal somos capaces de organizarnos así y cuáles son los resultados que conseguimos.

Dispondremos de un tablón de proyectos compartido, en el que cualquiera podrá añadir sus propuestas de proyectos. No se aceptarán ideas que no se hayan madurado lo suficiente. Es decir, las ideas tienen que ser concretas y habrá que especificar unos datos mínimos como: los resultados que se espera obtener, el equipo deseable para su realización, los plazos estimados, por qué es de utilidad para nuestros proyectos en OSOCO, etc.

El objetivo lo defines tú, pero tienes que ser capaz de describirlo. Al final tiene que poderse establecer claramente si un proyecto ha sido exitoso o no. Con esto no queremos decir que no sea aceptable que un proyecto fracase. El objetivo es aprender y para eso hay que arriesgarse a fracasar, siendo capaces de aprender de los errores. Igualmente valioso puede ser que un equipo nos cuente lo que les ha funcionado, como lo que no les ha funcionado ya que es preferible darse cuenta en estos pequeños desarrollos que fracasar estrepitosamente en un proyecto real.

No existen restricciones respecto a las tecnologías a emplear (siempre que no se convierta en mero onanismo tecnológico), excepto que se debe usar software libre y el resultado también deberá ser liberado con una licencia de software libre.

¿Cómo se eligen los proyectos?

Como ya se ha explicado, uno de los objetivos de esta idea es crear equipo, para ello hemos pensado que no se pueda trabajar individualmente en los proyectos y que al menos deberán trabajar dos personas en cada proyecto.

Por lo tanto, un primer paso para elegir un proyecto es conseguir crear el equipo de trabajo. Puedes exponer tu idea en el tablón de proyectos y aprovechar alguna ocasión, como durante el desayuno o la comida, para hacer campaña a favor de tu proyecto, con el fin de poder formar el equipo necesario. Si expones una idea y no logras encontrar compañero de aventuras, tendrás que descartarla o intentar defenderla mejor.

¿Cómo haremos el seguimiento de los proyectos?

Para evitar que un proyecto se pueda bloquear y consumir demasiado tiempo, de vez en cuando el equipo deberá resumir el estado del proyecto al resto de desarrolladores. De esta manera, si los demás piensan que se está enfocándolo mal o que se ha llegado a un callejón sin salida, podrán hacérselo ver.

Al finalizar el proyecto se realizará una breve presentación de los resultados al resto del equipo, haciéndose hincapié en aquellos resultados obtenidos que sean susceptibles de utilizarse en los proyectos de OSOCO y en las lecciones aprendidas, ya sean positivas o negativas.

¿Cuánto costará?

Obviamente, este experimento no es gratis. Estimamos que estos primeros seis meses tendrán un coste de unos 30K euros, sin valorar otro tipo de efectos, como la repercusión que tendrá en los plazos de entrega del resto de proyectos.

Referencias

[1] Gestionando Cerebros de Obra. Beatriz Muñoz-Seca: http://www.youtube.com/watch?v=K5ttuDbNC98